BANNER PORTAL 1

El día lunes 26 de noviembre del 2018, los jóvenes del proyecto nuestra visión del cambio junto a los facilitadores y miembros del museo comunitario nos reunimos en las instalaciones del museo para iniciar esta actividad de procesos culinarios. Se contó con la participación de la señora Luzmilda Morales, ella introdujo una charla acerca de la comida tradicional de la cultura Brunca, en este caso en específico expuso el “Cushirí” (tamal de maíz y frijol) y como bebida el pinolillo, y cada proceso que se debe realizar para la preparación de este platilloBoruca 1.
Luego de charla, nos dirigimos a un sitio aledaño a la comunidad para recolectar las una de las materias primas que ayudarían el proceso; en este caso la hoja de bijagua que sirve para envolver los tamales. 

Estando en el lugar una de una de personas mayores que nos acompañaban nos dio una alternativa para poder cortar el tallo de la hoja sin la ayuda de un cuchillo, ya que en esta técnica solo se utilizan los dedos.

Luego de haber recolectado las hojas fuimos a la casa de doña Luzmilda para continuar la preparación del platillo, el siguiente paso fue dejar el maíz remojando, con esto a la hora de moler el maíz iba a dar una textura de la masa más apropiada. Por otra parte, junto a los compañeros nos encargamos de cocinar los frijoles con diferentes especias, como cebolla y culantro. También procedimos tostar el maíz para preparar la bebida del pinolillo, con canela y clavo de olor.

Boruca
Al llevar a cabo todos estos procesos, recurrimos al molino a moler el maíz que se necesita para hacer la masa de los tamales; y los frijoles que son el relleno del tamal, aunado al maíz para la bebida del pinolillo.
El siguiente proceso fue hacer la masa para los tamales y darle la textura que se requiere, se le agrego un ingrediente secreto que nuestros abuelos usaban para darle un mejor sabor, todo el equipo con la supervisión de doña Luzmilda sigue a paso este proceso. Ahora ya con la masa y los frijoles listos, procedimos a envolver los tamales, doña Luzmilda nos presentó la manera de envolver los tamales en las hojas de bijagua, también que existen dos maneras colocar los tamales en la hoja, que sería la de colocando un solo tamal o dos en la misma hoja. Todos los compañeros pusimos en práctica lo que nos enseñó doña Luzmilda, este proceso fue de los más bonitos y divertidos ya que algunos compañeros se les complicaba envolver los tamales, pero al final pudieron cumplir y hacer cada uno un tamal o hasta más de dos. Al haber finalizado con la envoltura de los tamales procedimos a cocinarlos al fuego en el fogón de doña Luzmilda. Luego haber pasado unos treinta minutos los tamales estaban totalmente cocinados, se preparó el pinolillo para acompañar este delicioso platillo, todos los compañeros se dispusieron a comer un rico “Cushirí” con el “Brunchá”.
Al final de esta linda experiencia todos quedamos muy satisfechos y encantados de todo el trabajo que realizamos para preparar esta deliciosa comida tradicional de nuestra comunidad, muy agradecidos como jóvenes con doña Luzmilda por habernos enseñado a preparar este platillo ya que es una manera de rescatar nuestra cultura en la parte culinaria, nos quedara como trabajo seguir enseñándole a más personas y a las nuevas generaciones.