BANNER PORTAL 1

Novedades enviadas por los miembros de la Red de Museos Comunitarios de América

Foto del Recuerdo de los participantes del Tercer Taller de procesos de comercialización Santa Ana Teloxtoc, Tehuacán, Puebla, México. Con gran espíritu cultural y artesanal, se llevó acabo los días 26 y 27 de septiembre del 2009, el Tercer Taller de procesos de comercialización por parte de las asociaciones civiles: Unión de Museos comunitarios de Oaxaca e Incubaempresas, con la asistencia de representantes de diez museos comunitarios integrantes de la Unión de Museos Comunitarios de Oaxaca A.C.

Los capacitadores de Incubaempresas, José Antonio Orozco y Guadalupe Ortega mostraron su gran capacidad de exposición en el taller, aportando múltiples herramientas para lograr el éxito, trabajando organizadamente y con disciplina.

La continuidad de estos talleres se llevarán acabo en la comunidad de Magdalena Peñasco, Tlaxiaco, los días 24 y 25 de octubre y el último de este año será en el Centro Cultural Santo Domingo, Oaxaca, los días 7 y 8 de noviembre.

El Evento estuvo presidido por Rafael Márquez Castillo presidente de la Unión de Museos Comunitarios de Oaxaca A.C., José Antonio Orozco y Guadalupe Ortega de Incubaempresas, el comité en pleno del Museo Comunitario HICUPA y representantes artesanos de las comunidades los museos comunitarios de Oaxaca: Magdalena Jaltepec, San Martin Huamelulpan, Santa María Cuquila, Santa Ana del Valle, San Juan Bosco Chuxnaban, Natividad de Ixtlan, San Pedro y San Pablo Tequixtepec, San José Chichihualtepec y Santa Ana Teloxtoc este ultimo perteneciente al municipio de Tehuacán estado de Puebla.

En este evento el representante de Incubaempresas entrego en presencia de las autoridades locales, un apoyo económico al museo comunitario HICUPA para impulsar el desarrollo de la tienda artesanal del mismo museo.

El Museo HitaluluEl sitio arqueológico de San Martín Huamelulpan se localiza dentro de la región geográfica denominada Mixteca Alta.  El sitio está formado por cinco conjuntos de edificios cívico-religiosos como montículos cónicos, plataformas, juegos de pelota, entre otros.  Estos conjuntos se ubican en una serie de elevaciones que tiene una longitud aproximada de un kilómetro de poniente a oriente y son los siguientes grupos:

a) Grupo del Cerro Volado, Localizado en la cima del cerro, sus laderas están cubiertas por una gran cantidad de desechos, de talla de piedra y numerosos tiestos.
b)  Grupo del panteón.
c)  Grupo de la iglesia vieja.
d) Grupo al poniente de la iglesia en donde se ha desarrollado la mayor parte de las excavaciones
e) Grupo de la iglesia, el área de habitación se localiza en las laderas y lomas.

Huamelulpam se considera como unos de los sitios más importantes de la Mixteca Alta, durante el período preclásico superior y clásico temprano que se caracteriza por la información de los primeros centros urbanos, su ocupación total abarca un período de mil años.  400 años antes de Cristo hasta 600 años después de Cristo, de este lapso de tiempo se definieron tres períodos basados en los cambios de cerámica y en las remodelaciones y nuevas construcciones de edificios mayores, estos períodos indican entonces la evolución del mismo del sitio y sus relaciones con áreas vecinas.  Durante el período I (400 a 100 a.c.) Huamelulpam se funda probablemente con una aldea, de la cual se desconoce su extensión.  Huamelulpam II (11 a.c. a 200 d.c.) se considera como un período de fran crecimiento que se manifiesta con la construcción de edificios cívico-religiosos principalmente.  A esta fase corresponden C y G. el altar de los cráneos, las piedras labradas empotradas en el municipio y una residencia de alto rango.  En esta época Huamelulpam mantiene relaciones con otros sitios mayores de la Mixteca Alta contenidos a través de sitios mayores del desarrollo de una arquitectura regional, basada principalmente en plataformas de muros rectos y monolitos en las esquinas (edificio C y G).  Edificios de este tipo se encuentran en Yucuita, Diquiyu, San Vicente Nuñu y Chalca Tango.  Las relaciones con el valle de Oaxaca se manifiestan a través del uso común de grifos calendáricos, de urnas antropomorfas con representaciones de tribus religiosos en forma similar.  Y por la cerámica gris sin embargo Huamelulpam guarda características netamente locales como sería el tipo de construcciones de casa principalmente, además de cerámica en forma de diseños propios.

En el período III (200 a 600 d.c.) el sitio debió haber alcanzado su mayor extensión tanto por lo que se respecta el área residencial como al área donde se llevaron a cabo actividades administrativas y religiosas la composición de las casa-habitaciones de grupos sociales de alto rango muestra una mayor complejidad, la manera especial de enterrar a sus muertos en tumbas elaboradas y la diferencia de funciones de las casas son muestra de ello.

Es imposible que Huamelulpam haya funcionado como el centro de control de aldeas pequeñas ubicadas en la región cercana; la evidencia más importante es la división de la sociedad en dos grupos.  El de alto rango tenía actividades como el control de la construcción de edificios de carácter público y la celebración de ceremonias religiosas, mientras que los habitantes de las aldeas participaban en estas actividades con su trabajo y su ocupación primordial era la agricultura, además de algunas actividades artesanales.

Los participantes visitaron la presa de MatatlánEn la cabecera municipal de Santiago Matatlán, Tlacolula, en el estado de Oaxaca, México, con ese gran espíritu de perseverancia en la cultura, la Unión de Museos Comunitarios de Oaxaca A.C. llevó a cabo los días 10 y 11 de octubre del año 2009 el último encuentro estatal de museos en este 2009, para fortalecer su organización y estrategias con la asistencia de 14 delegaciones de los museos comunitarios del estado.
 
Durante los trabajos con intercambio de experiencias y dinámicas de integración se acordó la forma de participación y apoyo a las tareas del Encuentro Nacional de Museos que tendrá lugar del 26 al 29 de noviembre 2009 en la Villa de Tututepec de Melchor Ocampo de este estado de Oaxaca, así como un taller práctico de artesanía, también la busca de candidatos de niños y jóvenes a participar en los talleres del encuentro nacional y los prospectos a participar en el Taller Internacional de Facilitadores en el próximo 2010.
 
Nuestra asesora de la Unión estatal de Museos Comunitarios, Teresa Morales Lersch, con gran tranquilidad como lo sabe hacer dio una muestra de su gran experiencia para el éxito de esta organización.
 
En el último día se destacó la importancia d colaborar con la comunidad sede del XVI Encuentro Nacional en sus varias comisiones.
 
El evento estaba presidido por Rafael Márquez Castillo, presidente de la Unión Estatal, Juan Miguel Zúñiga, secretario, y Ramón Meza Martínez, tesorero, así como Luciano Jiménez Santiago, presidente municipal y Adelfo Mateo López, Gabriela Jiménez Díaz, Sandra Ruth Gómez, miembros del comité del museo de Matatlán, así como representantes de los museos comunitarios de: San Juan Bosco Chuxnabán, Natividad Ixtlán, Santa Ana del Valle, Magdalena Jaltepec, Santa Cruz Tepenixtlahuaca, Santa María Yucuhiti, San Pedro y San Pablo Tequixtepec, San Miguel del Progreso, Magdalena Peñasco, San Martín Huamelulpan, Santa María Cuquila, Villa de Tututepec, Santa Ana Teloxtoc y la sede Santiago Matatlán, además de la organización para servicio voluntario, Pro-México.

Jaltepec se encuentra a 20 minutos en automóvil de Nochixtlán, a tan solo una hora de distancia pueblo de paso y comercio ubicado a 50 kilómetros de la capital del estado, sobre la carretera México-Oaxaca 190 o por la supercarretera.  Lomas bajas y pelonas rodean la población, al frente se yergue el cerro Añuti o el Mogote, el de 6 Mono o Nana Luisa, y en el centro, en el portal, el museo comunitario de la princesa mixteca.

Una historia portentosa y vigente dio vida al Museo Comunitario Añuti de 6 Mono, el cual cumplió el domingo 22 de julio tres años de rescatar aquí la cultura mixteca, al tiempo de ser remodelado a través de un taller de museografía, coordinado por el antropólogo Cuauhtémoc Camarena.  Es fantástica, pero real, la historia de la princesa mixteca 6 Mono, “Blusa de Guerra”, o nana Luisa, quizás la primera mujer gobernante de América.

Hoy prototipo de la mujer por su “mentalidad distinta incluso a la actual”, otrora personaje único que accedió al poder en tiempos y dominios territoriales absolutos de hombres, en todo caso representa a “una de las mujeres más notables de la historia indígena”, según investigadores como Marteen Jasen.

Por tradición oral, relata Manuel Miguel Robles, uno de los fundadores del museo, sabemos la leyenda de la reina de Añuti o Añute, hoy Jaltepec o cerro de jade y oro, de acuerdo con la interpretación de Alfonso Caso.

La de una mujer muy bella que para casarse puso a prueba a tres reyes, quienes debían lanzar desde el cerro del Chocolate o de las apuestas, ubicado en Jaltepetongo, hasta el de añuti, dominio de 6 de Mono, una ofrenda: el de Teozacoalco -- pueblo del mezcal excelso – aventó agua, pero solo llegó a la comunidad de El Venado, donde existe un gran afluente; mientras que el de Mitlatongo lanzó ocote, el cual cayó en El Tambor, en el racho la Unión, único sitio de Jaltepec donde hay pinos.  El de Tilantongo cuna de la cultura mixteca; lanzaría jade, pero en vez de una piedra utilizó un pájaro y éste llegó volando al cerro añuti.  Fue el elegido.
Códices mixtecos como el Selden, empero, dan cuenta de una historia más verídica, rica y compleja del personaje.  En principio, contra la idea común, la princesa 6 Mono fue coterránea de Ocañaña o 20 Coyote, alguna vez rey de Tilantongo, y del famoso 8 Venado, “Garra de Tigre”, el gran conquistador y el primer gobernante de toda la mixteca: la primera nació en el año 1073, el segundo en 1075 y el tercero en 1063.

La princesa 6 Mono fue el quinto alumbramiento de la señora 9 Viento, de Suchixtlan y del señor 8 Viento, de Tilantongo, ambos gobernantes de Añuti.  Su sino fue heredar el trono de Añuti.  Creció bajo la tutela del mejor maestro de la época, el señor 10 Lagartija, “Hacha de Jade”, quien educó en dos rubros: artes y cultura y el arte de la guerra.

Ya en el poder, por consejo de la “Sacerdotisa de la Muerte”, retó a duelo al rey de Mitlatongo, qu había sacrificado a sus hermanos: lo superó en conocimientos de cultura y también en la prueba del arte de la guerra, que consistió en someter a los pueblos que disputaban Monte Albán.  La princesa mixteca no solo lo venció, sino rescat te; a su rival, quien había sido hecho prisionero por aquellos, y lo sacrificó.
Luego sometió a otros señoríos menores, a grado tal de extender Jaltepec hasta los Valles Centrales.  Y enfermó de poder. Ambicionaba el reino de Tilantongo, el más poderoso de la región, gobernado por 11 Viento y cuya herencia del trono peleaban Ocoñaña y 8 Venado.
El amor de su vida de 6 Mono era 8 venado, pero según el oráculo, éste nunca accedería al poder, así que la princesa le pidió “pelear guerras por ella” con la idea de que se hiciese de un reino y entonces se pudiesen casar, y el gran conquistador partió a Tututepec, en la costa oaxaqueña, donde erigiría un dominio propio. Por cierto, un sitio arqueológico por explorar.

Pero el plan de 6 Mono era otro.  Finalmente optó por casarse con el viejo 11 Viento, a quien pidió que relegara a Ocoñaña, y tuvieron un hijo: 4 Viento, el heredero del trono.  Por ese tiempo regresó 8 Venado, descubrió el ardid y convenció al pueblo de Tilantongo para que presionara a 11 Viento a fin de que traicionara a 6 Mono.
Llevaron a 4 Viento a Monte Albán y la princesa mixteca fue a su rescate con la idea de que lo habían secuestrado sus antiguos enemigos; cuando estuvo ahí, tarde descubrió la trampa.  Le dieron a elegir entre la vida de su hijo y la de ella, además de exigirle un tributo: historiadores como Manuel Martínez Gracida postulan que quizás sea el tesoro de la tumba 7 de Monte Albán encontrado por Alfonso Caso en 1932.

Ella pidió ser enterrada en el cerro Añuti: murió en el año 1001, a los 28 años de edad, y comenzó su leyenda en Jaltepec, pueblo que convirtió a su reina en divinidad.
Registrado ya en la unión de museos comunitarios de Oaxaca, el espacio se gestó por la inquietud de Manuel Miguel Robles, joven normalista e historiador a quien sumaron Nereida Rojas Garzón, Juan Miguel Zúñiga, Manuel Bolaños Martínez, Naú Trinidad y posteriormente, Hipólito Lopez.

Nació con una sencilla exposición el 22 de julio de 2004, día de la fiesta patronal de Santa María Magdalena Jaltepec, y formalmente fue inaugurado el 27 de noviembre del mismo año bajo el nombre de Museo Comunitario Añuti de 6 Mono: “El maravilloso mundo de la Nana Luisa”.

El día 23 de septiembre del presente año será inaugurado el Museo Comunitario de Pisac, uno de los primeros museos comunitarios de Perú. El Museo Comunitario brindará una nueva oportunidad a la población de Pisac, para impulsar su desarrollo a partir de la revaloración de su cultura tradicional y la preservación de su identidad y patrimonio.
 
El museo presentará una exposición sobre la producción textil tradicional de las diversas comunidades quechuas del Distrito, mencionando sus antecedentes históricos, su materia prima, su relación con el medio natural, el aprendizaje, los pasos del proceso productivo y los diferentes usos de los tejidos. También se incluye una sección sobre la producción de cerámica que llevan a cabo varios artesanos locales.
 
La segunda sala presenta el tema de la arqueología de Pisac, incluyendo su desarrollo desde el período arcaico (7000 a 800 años antes de Cristo) hasta el período de expansión imperial del estado inca (1400 a 1535). El Distrito de Pisac comprende aproximadamente 100 sitios prehispánicos, desde lugares que muestran actividades de los antiguos grupos nómadas hasta la conocida hacienda real de Pachacuti. El museo incluye una presentación gráfica de las diversas áreas de la ciudad imperial, además de diversos objetos de cerámica y restos que ayudan a comprender la relación continua que existió entre muertos y vivos en la cosmovisión andina.
 
Alumnos de Pisac ayudan en montajeLos pobladores de Pisac participaron en todas las etapas de creación del museo. En 2005 se realizaron dos asambleas de los diversos sectores de la población para definir los temas a presentar y nombrar la asociación a cargo del proyecto. La Asociación Museo Comunitario Pisac gestionó diversos apoyos y coordinó el proyecto. Integrantes de asociaciones de artesanos, alumnos de diversas instituciones educativas y otros colaboradores participaron en los talleres de investigación, documentación fotográfica y diseño museográfico. Diversas agrupaciones e individuos generosamente donaron objetos y asociaciones de artesanos textiles crearon ambientaciones del museo.
 
Las autoridades de la municipalidad de Pisac impulsaron y apoyaron activamente todo el proceso descrito, brindando la colección de objetos que habían reunido, un edificio parcialmente construido y múltiples apoyos financieros y en especie. La propuesta del museo se fue gestando durante varios años en relación con el Museo Nacional del Indígena Americano, ubicado en Washington D.C. en los E.E.U.U., a través de la intervención y seguimiento del arqueólogo Ramiro Matos. El apoyo financiero provino de la Fundación Inter-americana, una agencia independiente del Congreso de E.E.U.U. El apoyo metodológico y coordinación para el desarrollo participativo de la investigación y montaje fue proporcionado por Cuauhtémoc Camarena y Teresa Morales, del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México y asesores de la Unión de Museos Comunitarios de Oaxaca. Kevin Healy, de la Fundación Inter-Americana, impulsó la vinculación de los diferentes actores y fuentes de apoyo para el proyecto de los E.E.U.U., México y Perú. En el evento de inauguración del museo, se hará un tributo a su carrera de 30 años de apoyo activo al desarrollo de las comunidades latinoamericanas.

Artesanas participan montaje museoEl Museo Comunitario de Pisac está vinculado a la Red de Museos Comunitarios de América, una red de museos comunitarios de Brasil, Chile, Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, México y Canadá. Miembros de la Asociación Museos Comunitarios Pisac han participado en talleres y encuentros en 2007 y 2008.
 
De esta manera el museo comunitario de Pisac abre sus puertas, con la perspectiva de responder de manera dinámica a las necesidades de la población local. Pretende impulsar una labor educativa activa ante los niños y los jóvenes, enriquecer los espacios de intercambio con los visitantes y apoyar a las diversas asociaciones de artesanos para dar a conocer y valorar su producción. El museo ofrecerá demostraciones por parte de artesanas textiles diariamente dentro de sus instalaciones.

 

Asociación recibe donaciones

Ceramista ayuda recreando horno

 

 


Felicitaciones de los Museos Comunitarios para Pisac

Museo Jacobo Borges, Caracas, Venezuela  

Estimado amigo Francisco, te recordamos con afecto desde Venezuela.  A través de ti le enviamos a tu Pueblo de Pisac los mayores deseos de éxito en la labor de su Museo Comunitario, como habitantes, guardianes y divulgadores de su valiosa cultura, de sus raíces, de sus valores, costumbres y tradiciones. Esperamos poder visitarlos alguna vez para continuar “estrechando lazos” y conocer de cerca su experiencia. Y felicidades a las nuevas generaciones de tu pueblo, quienes tendrán a través de este bello proyecto emprendido por ustedes, un espacio propicio para conocer y a su vez continuar retransmitiendo sus saberes y la identidad de su pueblo a las generaciones futuras.   Saludos y éxitos

Mónica Santander

Museo “Los Ranchitos”, Nueva Guinea, Nicaragua  

Un saludo desde Nicaragua para nuestro amigo Francisco y al pueblo de Pisac, el museo comunitario “Los Ranchitos” les felicita por haber
alcanzado este gran triunfo al constituir su museo comunitario, ahora que se logra la inauguración, les insto a que su museo perdure para siempre y sea un hermoso legado para las futuras generaciones. El festejo y alegría de ustedes es también de todos los museos comunitarios de América.Espero poder visitarlos algún día, abrazos fraternos desde laUniversidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe de Nicaragua. Éxitos

Eugenio López

Museo Comunitario de Niquitao, Trujillo, Venezuela  

Compañeros del museo comunitario de Pisac, que alegría saber que las metas que trazaron ya son una realidad, la participación de la comunidad en todos los pasos para fundar su museo son ejemplos de las comunidades si pueden apropiarse de su patrimonio, valorarlo, resguardarlo. Por acá por Venezuela específicamente estamos también en proceso de inaugurar la sede permanente del museo comunitario Niquitao y estamos en estos momentos diseñando el guión museológico, esto es una maravilla cuando hay construcción colectiva y en los museos comunitarios es una realidad. Así es amigo Francisco que para usted también mil felicitaciones, para toda la comunidad, para los apoyos institucionales y para los asesores Cuauhtémoc y Doña Teresa. En Caracas estuvimos en un seminario de la nueva museología coordinada por el antropólogo Luis Galindo, director de la Casa de las Culturas de Venezuela y ahí tuvimos la oportunidad de leer la carta de doña Teresa, fueron muy aplaudidos por los asistentes por esta iniciativa. Bienvenidos a la Red de Museos Comunitarios de las Américas.  Vivan los museos comunitarios de las Américas. Abrazos,

Rosa Pérez de Pujol